Contacta con nosotros

Acude al dentista una vez al año

Visita al dentista al menos una vez al año y desde edades muy tempranas. La caries puede aparecer ya desde que sale la primera pieza dental.

Cepíllate tres veces al día

Cepíllate los dientes tres veces al día, después de cada comida. Hacerlo antes de acostarte y tras levantarte por la mañana es muy importante.

Hazlo de forma correcta

Para ello realiza movimientos cortos, suaves y elípticos, sin olvidar la línea de las encías, los dientes posteriores ni las zonas que rodean las corones de los dientes y empastes.

Utiliza dentífrico con flúor

Recomendamos el uso de un dentífrico que contenga flúor ya que es muy bueno para combatir la caries.

Cambia de cepillo a menudo

Es muy recomendable cambiar el cepillo cada tres meses para evitar enfermedades periodontales.

Utiliza hilo dental

El hilo dental es muy importante para eliminar restos de comida que puede quedar entre los dientes. El mejor momento para usarlo es la noche ya que la ausencia de saliva mientras se duerme favorece la formación de placa bacteriana.

Enjuaga la boca

Los enjuagues bucales constituyen una ayuda importante a la hora de mantener sana tu boca y evitar patologías e infecciones.

Lleva una dieta sana

Una alimentación equilibrada también contribuye a reforzar el sistema inmune para combatir infecciones en la boca.

Si no puedes cepillarte, masca un chicle

Los chicles pueden ayudar en esos días que comes fuera de casa y no puedes lavar los dientes. No olvides que tienen que ser sin azúcar.

No abuses de blanqueadores

Aunque pueden resultar útiles para devolver la luminosidad a los dientes, el uso de blanqueadores en exceso puede dañar el esmalte.